Cómo actuar en caso de emergencia

PROTOCOLO DE CONTINGENCIA MÉDICA / MANEJO DE LESIONES DURANTE UN ENCUENTRO

Se recomienda enfáticamente que todos los entrenadores, árbitros, oficiales de partidos y dirigentes del Club tengan en cuenta los siguientes pasos a seguir ante la incidencia de una lesión.

  1. En caso de lesiones potencialmente graves (traumatismos de cabeza y cuello con o sin perdida de conocimiento, fracturas, sospecha de conmoción cerebral) o ante la sospecha de lesiones graves, se seguirán los siguientes pasos:
    – Llamar al médico en cancha.
    – Si la lesión afecta cuello y/o cabeza, aunque el jugador pueda moverse por sus propios medios, impedirlo, conteniéndolo, hasta que llegue el profesional médico.
    – Impedir que persona alguna toque, mueva, levante, revise al jugador hasta la llegada del médico; ya sea entrenador del club visitante o padres (actuar con calma).
  2. Banco Rugby Club cuenta con el Servicio de Emergencia de ECCO, con unidades totalmente equipadas. En caso de Emergencia o que el médico autorice el traslado, las únicas personas facultadas por el Club para solicitar el servicio son: Sr. Mario Beccari: cel 261 365 3283 / Sr. Marcelo Giovarruscio: cel 261 578 3321.
  3. Para la atención médica durante un encuentro BANCO RUGBY CLUB cuenta con los siguientes elementos: botiquín completo para la atención de primeros auxilios, férula para inmovilización de miembros en casos de fracturas, tablas rígidas y collarin para estabilización del cuello.
  4. Banco Rugby Club es ÁREA CARDIOPROTEGIDA, contando con un Desfibrilador Externo Automático (DEA) el cual está ubicado en el camarín del club.
  5. Los centros médicos previstos para traslados son: Hospital Pediátrico Dr. Humberto j. Notti (Av. Bandera de los Andes 2603 Guaymallén) y Hospital Central de Mendoza (Leandro N Alem 410 Ciudad).

Si el jugador, entrenador, manager, padre, tutor o responsable, decidiera el traslado a otro centro asistencial, deberá comunicarlo específicamente al responsable citado anteriormente.

ECCO – AREA PROTEGIDA